Café para una cita perfecta.


Fuente

Café para una cita perfecta.

¡Hola a todos en steemit! de parte de @electrodo de Margarita para el mundo.


Un saludo a todos los poetas y escritores existentes en esta comunidad.


Te quiero llevar a un café, saber de ti mientras miro tus ojos, tal vez me enamore de tu sonrisa, son muchos años queriéndote, salgamos hoy yo tomare tu mano y te hablare de amor. Aquí les dejo unas líneas que deseo compartir con ustedes espero de corazón les guste.[Una vez más pido mil disculpas me es un poco complicado y difícil publicar por el teléfono.]


Un café es la excusa ideal para hablar de ti y de mí, para deleitar un momento el paladar con el sabor a nostalgia de los días de Abril, remontamos al pasado y recordemos los días de infancia terrible y travesuras de la edad juvenil.

Mi café está todavía caliente, me permite mirarte un poco más, intentas disipar el humo de tu taza y te veo sonreír, sé que al final bajarás la mano un poco más y esperarás un rato mientras me hablas de la ciudad.

El aroma del café me cautiva tanto como el perfume de rosas en tu piel, blanca espuma, hermoso poema que te hice ayer, se asemeja a la orilla de la playa donde las olas revientan con todo su poder.

Te aventuras a tomar sorbo a sorbo, hablamos de todo, tu sabes más que yo cuanto me gusta un buen café, de tu mano aprendí que los triunfos se celebran con el sabor tostado de un capuchino y las tristezas con un guayoyo toman su camino para no volver.

También aprendí que el mejor café está entre el cortado y lágrima porque tiene el balance perfecto para animar al corazón. En todos esos recuerdos me quede mientras tu mano me da fortaleza y me invita a seguir la conversación.

Tomarnos un café es casi una religión, la temperatura ha pasado y comienzo a deleitar el sabor del néctar tradicional. Me miras y sonríes, ya me hiciste tres mil peticiones más, aunque sabes perfectamente las que haré y las que dejaré pasar.

Es una cita perfecta, tú hablas y yo sonrió con mi café; me conoces más de lo que la gente que nos mira cree, secaste mis lágrimas y curaste mis heridas más de una vez, me acunaste en tus brazos, me llamaste bebé, me enseñaste de tus manos el gusto por el café.

Esta tarde he invitado a mi querida madre a tomar un café, la gente nos mira, no saben todo lo que disfrutamos juntos una conversación pausada con un rico café.

Las horas pasaron muy rápido, el café fue perfecto junto a mi hermosa viejita con olor de rosas en la piel. A todos aquellos que puedan tener un momento de ternura con sus seres especiales, les invito a preguntarles de manera sincera… ¿Tomamos un café?


Un abrazo a todos.


Bendiciones a todos en este día @electrodo.

Me despido dándole las gracias por aceptarme como uno de ustedes y esto es solo un abre boca de tantas cosas y anécdotas que les pudiera contar de mis días, hay quien dice que si me pusiera a contar mi vida pudiera escribir un libro que tengo más historias que condorito, jejeje….

FuenteImagen editada con BeFunky

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *