Conversando con Lecumberre [Más criollo que las alpargatas].


Fuente

Males y enfermedades en mi niñez, sus soluciones.

¡Hola a todos en steemit! de parte de @electrodo y @lecumberre.


Un saludo a todos los poetas y escritores existentes en esta comunidad.



Escrito de @lecumberre


Pues, sus amigos @electrodo y @lecumberre, vienen con una temática del pasado, décadas de 1960 y 1970 aunque hay algunos elementos que siguen funcionando, y son con referencia a las enfermedades o males que se sufría en esos tiempos y su tratamiento, de los cuales traemos varios tips, para hacer más amena la edición de esta semana.

1.-Para los dolores de muela, si había caries, se nos echaba una sustancia pegostosa llamada tacamajaca cuyo sabor era tan cruel como el olor, pero era efectiva. También había un remedio en gotas, de nombre Guayacol, que era el mismísimo demonio metido en un frasquito. Poseía un color como morado. Su olor era tan desagradable como el de la tacamajaca, pero eran 2 tremendos anestésicos en una época nada avanzada de la odontología.

2.-La amigdalitis era combatida con gargarismos de concha de drago, que producía una sustancia líquida de color marrón oscuro, y de aroma y sabor tolerables. Quitaban la rojez de las amígdalas a los 2 días.

3.-Cuando se inflamaba el colon, se agarraban hojas de mapurite (anamú), se licuaban, y se colaba, para después proporcionar una toma pura de una copita. En mi vida, ha sido uno de los sabores más difíciles de pasar. Pero es una planta que cura hasta el cáncer, y aún se aplica para muchos casos.

4.-La parotiditis era una afección muy común y, para curarla, bastaba con colocar una hoja de guanábana con un ungüento de mentol, y ¡santo remedio!

5.-Para las heridas se empleaba el famoso merthiolate, que era de color rojo, y si le medio temblaba el pulso al «médico» tratante, entonces el desastre era grandioso.

6.-Para cepillar los dientes, se agarraba ceniza producida en los fogones para sancocho, y la limpieza era realmente notable.

7.-Para tratar el acné, Niosilin era la pomada que servía, y era uno de los productos más vendidos en las farmacias. Creo que la mantequilla era la causa principal, pero con el tratamiento que después se le ha hecho, no hay tanto acné como antes.

8.- Algo que me ocasionaba impacto era cuando a alguien de tercera edad se le echaba Vick VapoRub en toda el área pectoral y rostro cuando sufría de problemas de respiración. De veras que era algo que me asfixiaba.

Claro que había muchas experiencias más, pero la soldadura aquí no es tan larga.

Esperamos que les haya agradado y, de seguro a su mente han llegado vivencias experimentadas por ustedes mismos.

Claro que esos tratamientos son más criollos que las alpargatas.


Un abrazo a todos.


Que Dios bendiga a nuestro país. Saludos de @electrodo y @lecumberre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *