El silencio de la felicidad (Reflexión).


Fuente

El silencio de la felicidad (Reflexión).

¡Hola a todos en steemit! de parte de @electrodo de Margarita para el mundo.


Un saludo a todos los poetas y escritores existentes en esta comunidad.


Debemos dedicar tiempo a cosas muy importante como lo son jugar, compartir y conversar con nuestros seres queridos y demostrar en todo momento nuestro amor. Aquí les dejo unas líneas que deseo compartir con ustedes espero de corazón les guste.[Una vez más pido mil disculpas me es un poco complicado y difícil publicar por el teléfono.]


La felicidad para mi @Electrodo es recorrer el camino que me conduce a casa para estar con mi hija Emily, es abrazarla, darle un beso en las mejillas, y admirar sus hoyuelos en los cachetes. Es esa dulzura y esperanza de sus manos jugando con las mías. Son esas cosas sencillas que hacen de la vida una maravilla.

Las personas nos empeñamos en andar a todos lados apurados, ocupados en las cosas a las que damos importancia y se nos van escapando los momentos.

¿Cuánta importancia tiene para un carpintero sus tablas? ¿Cuánta importancia tiene para un marinero su mar? Exactamente, para el que ama su trabajo esas cosas pueden significar la felicidad en algunos momentos, es así como nos vamos complicando.

La vida es más simple de lo que creemos, pero la hacemos compleja con las necesidades que nos imponemos, «vamos ensuciando su pureza»; entonces debemos barrer cada día, y organizar nuestras prioridades.

Esta limpieza debemos comenzarla desde nuestros adentros, sintiéndonos felices con nuestro ser, queriendo lo que somos y valorando a los que nos quieren junto a ellos de la forma natural que la vida nos presenta. A veces hacer una pausa es buena para abrir espacios, para desechar lo malo y reorganizar lo que tenemos.

Algo es tan cierto como la luz que vemos al nacer, eso es que la felicidad viene con la vida.

En el patio de mi casa, junto a los árboles que cuido con esmero, que he sembrado para que mi hija los vea crecer y dar frutos, allí me detengo, respiro, observo la grandeza de nuestro alrededor, la vida misma es un regalo de Dios. El silencio me permite pensar, la brisa me acaricia y limpia mi respirar. Allí entro en mi centro de tranquilidad, es encontrarse, como cuando miro los ojos de esa persona que me da su amor especial.

Algo muy cierto resume está reflexión que hoy quiero conpartirles:

«Todos nacemos felices. En el camino, la vida se ensucia, pero podemos limpiarla. La felicidad no es exuberante ni ruidosa, como el placer o la alegría. Es silenciosa, tranquila, dulce, es un estado de ánimo que comienza al quererse a sí mismo».Isabel Allende

Cuando leí a esta famosa autora, me quedé pensativo, el ruido de las actividades diarias me hacía estar contrariado, pero al pensar en mi hija y en mi hogar las cosas cambiaron. Mi consejo es que el cambio comienza en quererse y reconocer lo que nos hace encontrar esa felicidad, es en el equilibrio de las cosas importantes en donde encontramos nuestra paz.

Por todo eso te invito a que disfrutes esas horas que en familia puedes estar, abraza a los tuyos y respira esa alegría especial de estar vivo y de saber que es la felicidad.


Un abrazo a todos.


Bendiciones a todos en este día @electrodo.

Me despido dándole las gracias por aceptarme como uno de ustedes y esto es solo un abre boca de tantas cosas y anécdotas que les pudiera contar de mis días, hay quien dice que si me pusiera a contar mi vida pudiera escribir un libro que tengo más historias que condorito, jejeje….

FuenteImagen editada con BeFunky

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *