Anacardium occidentale. [Día de naturaleza y jardín para electrodo]


Fuente

Anacardium occidentale. [Día de naturaleza y jardín para electrodo]

¡Hola a todos en steemit! de parte de @electrodo de Margarita para el mundo.


Un saludo a todos los poetas y escritores existentes en esta comunidad.


Hoy les quiero hablar de una fruta muy rica como lo es el Merey, es de un sabor algo amargo de color amarillento o rojo, es muy jugoso y rico en vitaminas, recuerdo que cada vez que me dolía la garganta me enviaban hacer gárgaras con el jugo de esta fruta que servía para aliviar el dolor y era el remedio casero para este mal, es Electrodo en casa, no les cuento más. Aquí les dejo unas líneas que deseo compartir con ustedes espero de corazón les guste.

¿A quién no se le ha arrugado la boca al comer un Caujil ? Esta fruta exótica es un verdadero elixir de placer para algunas personas, su olor característicamente fuerte lo hace bastante singular; incluso más insinuante olor que la papaya o lechoza; pero salvando este detalle que para algunos es atractivo brinda un sabor extraordinario a los comensales.

Algunas personas lo conocen como Merey, por su característica única de la semilla de gran tamaño que queda adherida a la fruta pulposa, esta semilla es uno de los frutos secos más divinos que existen tras un proceso de tostado que puede ser llevado a cabo de forma artesanal. En la tierra occidental de Venezuela, en la ciudad de Maracaibo (dice mi esposa que la ciudad más bella) se pueden ver los etnias Guajiros vendiendo estas semillas que han sido tostadas en frascos ya almacenados.

El anacardo es un regalo que permite hacer jaleas, dulces o simplemente comerse al natural, posee innumerables vitaminas entre ellas vitamina C y vitamina B, así que es ideal para el consumo de los niños. Y la semilla tiene propiedades antioxidantes que previenen el envejecimiento; esto es ideal para las personas que somos mayorcitas.

Es un árbol de gran tamaño, quiera tenerlo en mi patio, pero necesitaría un poco más de espacio, hoy en mi día de cuidar las plantas recordé aquel árbol frondoso de la casa de mi Tía Elia con los frutos exquisitos del Merey.


Bendiciones en este día familiar a todos.

Me despido dándole las gracias por aceptarme como uno de ustedes y esto es solo un abre boca de tantas cosas y anécdotas que les pudiera contar de mis días, hay quien dice que si me pusiera a contar mi vida pudiera escribir un libro que tengo más historias que condorito, jejeje….

FuenteImagen editada con BeFunky

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *