Competencia de papagayos

Fuente

Competencia de papagayos.

¡Hola a todos en steemit! de parte de @electrodo de Margarita para el mundo.

Un saludo a todos los poetas y escritores existentes en esta comunidad.

Hoy les quiero hablar de las competencias que debemos desarrollar para superarnos, estas son normales, está en cada persona hacer desplegué de su potencial; siempre hay quien trabaja mucho para ser el mejor en una actividad deportiva en este caso es importante la perseverancia; también existe el que le va bien sin mucho entrenamiento, y pues algunas veces no somos tan buenos como quisiéramos, por más que nos esforcemos pero la constancia hace que uno siempre este en el frente. Aquí les dejo unas líneas que deseo compartir con ustedes espero de corazón les guste.

Cuando hablamos de competir por el desarrollo de competencias, aunque parece un trabalenguas, no es más que el sano empeño por demostrar que somos buenos en alguna actividad o evento, esto nos trae grandes valores de esfuerzo y amor por las cosas que logramos. De esta manera el éxito es el gran cúmulo de esas cosas pequeñas de esos logros que tal vez nadie ve.

Lo anterior me hizo recordar la competencia de papagayos, eran famosas en mi pueblo, un despliegue de colores y arte, todos llevaban volantines lujosos ayudados por sus padres, los adultos sabían mucho más, pues a mí pensar no teníamos oportunidad, no contábamos con esos materiales ni la ayuda de alguien eso por no querer molestar a nadie, pensaba que quizá había cosas más importantes para los adultos, en una oportunidad Alexander me convence de entrar a la competencia, fue entonces cuando la alegría comenzó hacer su trabajo e hicimos una H fuga así se llamaba el modelo que escogimos, recuerdo que lo forramos de papel periódico con unas aletas que sonaban espectacular, estuvimos orgullosos de eso; no ganamos el primer lugar hicimos tercero pero ¿saben qué? ese tercer lugar fue sin duda más significativo e importante ya que fue nuestro, lo vivimos desde su nacimiento; nos llenó de alegrías y aprendimos que siempre debes intentarlo, que sean los demás que te cierren las puertas no seas tu mismo rindiéndote antes de empezar.

Muchas veces las puertas se abren en el momento correcto, otras se cierran cuando deben ser. Está en nosotros asumir y actuar de forma emprendedora y valiente, asumiendo retos y cambios para que nuestra vida fluya al ritmo correcto. Así como volar un volantín, así debemos dirigir nuestra vida hacia los triunfos aunque a veces nos dé un poco de miedo.

Me despido dándole las gracias por aceptarme como uno de ustedes y esto es solo un abre boca de tantas cosas y anécdotas que les pudiera contar de mis días, hay quien dice que si me pusiera a contar mi vida pudiera escribir un libro que tengo más historias que condorito, jejeje….

FuenteImagen editada con BeFunky

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *