Sembrando un árbol frutal.


Fuente

Sembrando un árbol frutal.

¡Hola a todos en steemit! de parte de @electrodo de Margarita para el mundo.


Un saludo a todos los poetas y escritores existentes en esta comunidad.


Hoy les quiero hablar de un árbol muy típico en el Oriente en mi Margarita querida, como lo es el Jobo, era muy común en algunos hogares en terrenos y solíamos treparlos varios chicos, además de comer su fruto jugábamos el tocadito trepados en el arbusto. Aquí les dejo unas líneas que deseo compartir con ustedes espero de corazón les guste.

Una de las cosas que disfruto es sembrar árboles en el patio de mi casa. Me gustan las frutas tropicales, guanábana, lechoza, mango. Pero no se me ha dado el Jobo.

Típico de mi tierra oriental el jobo o spondias mombin es una especie de árbol cuyo fruto es familia de la ciruelas pero con tamaño superior a estás y el hueso o semilla central formada por hilos o hebras duras. La cáscara del fruto es delgada y su pulpa es consistente y dulce.

El árbol de jobo puede ser bastante alto, de hecho de niño me subía entre sus ramas para recolectar los frutos. Mi madre los batía con bastante azúcar y congelaba el batido para prepararnos cepillados, eran el deleite de las tardes acaloradas o simplemente el refrescante ideal para llevarlo a la playa.

El árbol de jobo es típico en Venezuela de las tierras orientales, un fruto exótico y muy nutritivo con vitaminas naturales especialmente la vitamina c tan beneficiosa para sanar males diarios de resfriados.

Frondoso árbol oriental hobo o jobo ancestral es el que hoy les invito a cultivar. Acabo de sembrar un retoño que me ha regalado un compadre, si corro con suerte en algunos días les podré mostrar los avances de este regalo de la naturaleza oriental.

Un consejo de mi abuela recuerdo, las plantas necesitan cuidado y esmero, tal como el amor de un hombre a la mujer de sus sueños.

Me despido dándole las gracias por aceptarme como uno de ustedes y esto es solo un abre boca de tantas cosas y anécdotas que les pudiera contar de mis días, hay quien dice que si me pusiera a contar mi vida pudiera escribir un libro que tengo más historias que condorito, jejeje….

FuenteImagen editada con BeFunky

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *