Tardes de pesca

Fuente

Tardes de pesca.

¡Hola a todos en steemit! de parte de @electrodo de Margarita para el mundo.

Un saludo a todos los poetas y escritores existentes en esta comunidad.

Hoy les quiero hablar de aquellas tardes compartidas con mi mejor amigo, aprendiendo la tradición de mi pueblo lindo, aquí les dejo unas líneas que deseo compartir con ustedes espero de corazón les guste.

Balde en mano, nailon, anzuelo y carnada, en las tardes tranquilas nos dejábamos llegar Alexander y yo al muelle a sacar algunas carrachanas, achotes y sardinitas.

Llegaban algunos grandes de la pesca y seguíamos sus pasos para aprender las técnicas de lanzar el anzuelo con mejor destreza; también llegaban los que sólo posaban con una bonita caña, esos no sabían casi nada de atrapar los peces, pero igual compartían el arte de la pesca.

No era la que muchas veces hicimos con red para las mandingas, esas se las contaré en otra historia de estas, era una pesca más de compartir un momento entre los veteranos que hacían gala de sus hazañas con las técnicas de pescas.

El sol montaba su espectáculo al despedirse de la tarde, ocultándose mostraba los rayos naranjas que parecían señalar el mejor lugar para que el anzuelo trajera una gran presa.

La felicidad de Alexander era como para no olvidar que un pescado vale más colgando de un anzuelo que se sujeta a mano limpia y con temple para la cena. A él no le hacía falta aquella faena para la comida de su mesa. Pero al llegar a la casa de mi madre era un hijo más que traía la cena.

Cuantas tardes hicimos aquella faena, fueron definitivamente muchas, era la mejor de las escuelas, cuando mi padre nos acompañaba la pesca se multiplicaba, hasta los de las finas cañas nos miraban por su gran técnica.

Aquellas tardes en el muelle quisiera tenerlas con mi hijo para compartirle lo que aprendí con toda la nobleza y el respeto que se tiene al gran mar que nos da alimentos.

Me despido dándole las gracias por aceptarme como uno de ustedes y esto es solo un abre boca de tantas cosas y anécdotas que les pudiera contar de mis días, hay quien dice que si me pusiera a contar mi vida pudiera escribir un libro que tengo más historias que condorito, jejeje….

FuenteImagen editada con BeFunky

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *