«Caminar en la arena, para la venta de ostras artesanal»

FuenteImagen editada con imgbb

«Caminar en la arena, para la venta de ostras artesanal»

¡Hola a todos en steemit! de parte de @electrodo de Margarita para el mundo.

Un saludo a todos los poetas y escritores existentes en esta comunidad.

Hoy les quiero hablar de esos días en los que el caminar en la playa a pies descalzo sentir el agua mojar mi andar y el grito del vendedor ambulante del chipichipi el papo e´ reina y las ostras a balde en mano me alegraban el sendero, a aquí les dejo unas líneas que deseo compartir con ustedes espero de corazón les guste.

Los Domingos salía desde muy temprano a la playa, mi vestimenta acorde para el día, franelilla bermudas y un sombrero de palmas, las cotizas no podían faltar, adoraba sentir las olas en la orilla al tocar mis pies, la arena blanca, la brisa.

Aquel saludo caluroso del pescador en su andar, verlo ir y venir en su adorable faena, como todo chiquillo me acercaba a conseguir algunas ostras y colocarlas en un recipiente para ser llevadas al turista que me conseguía en el camino, era un día largo y con cada persona que le ofrecía mi productos era una plática amena, una fotografía con una cámara de rollo y comentarios de la delicia que llevaban al degustar en su paladar, el terminar con las ostras significaba ir a llenar de nuevo, seguir la venta era un poco de comida, tal vez, las carcajadas y un cliente satisfecho.

Entre la rutina de la semana, el colegio, ayudar a mi padre en el taller para realizar alguna ventana, una puerta, para alguna familia de la isla, algo muy dentro de mi sólo esperaba el fin de semana, era un día más de sudor placentero el estrés de la semana se iba con la caminata bajo la luz del sol y el dinero era solo un adicional que ayudaba con los gastos del hogar pero siendo sincero y a mis 43 años seguro lo volvería hacer hasta sin paga, solo por las remembranzas de aquellos recuerdos.

Me despido dándole las gracias por aceptarme como uno de ustedes y esto es solo un abre boca de tantas cosas y anécdotas que les pudiera contar de mis días, hay quien dice que si me pusiera a contar mi vida pudiera escribir un libro que tengo más historias que condorito, jejeje….

FuenteImagen editada con BeFunky

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *